top of page

Acto de Graduación de 4º de Secundaria



Esta tarde hemos celebrado el acto de graduación del alumnado de 4º de Secundaria. Ha sido una celebración muy emotiva, que tuvo como marco la iglesia parroquial franciscana y en la que no solo estaba el alumnado protagonista sino también todos los miembros de la comunidad educativa, profesorado y familias, que al término del acto protocolario de entrega de orlas, compartimos un ágape en el patio del Colegio.


A continuación publicamos el discurso de los valedictorian de esta promoción, Nerea Moris Jiménez y Pablo Veiga Rodríguez.


DISCURSO ALUMNADO PROMOCIÓN 23


El paso final de un camino puede convertirse en el primer paso de un nuevo viaje lleno de oportunidades y desafíos. Es por eso que nuestro último paso en el colegio dará comienzo a una nueva etapa en la que demostraremos responsabilidad y madurez. Tenemos sentimientos contradictorios por acabar un camino inolvidable y por empezar uno nuevo en el que crearemos nuevos recuerdos emocionantes.


Buenas tardes, equipo directivo, profesorado, familiares y amigos. Primero de todo queremos darles las gracias a todos por asistir hoy a este evento tan importante en nuestras vidas como es nuestra graduación.


Somos Pablo y Nerea, los encargados de leer el discurso en nombre de los 15 alumnos que formamos la promoción del 23. Es un honor y un gran orgullo que nos hayan escogido para ello.


La mayoría de nosotros comenzamos nuestro recorrido en infantil conociendo a los que iban a ser nuestros compañeros y a nuestros primeros profesores, cuando éramos niños inocentes e inexpertos con todo un mundo ante nosotros. Los tiempos en los que soñábamos con crecer, las ansias que teníamos de convertirnos en cantantes, futbolistas, policías, bomberos, etc. Cuando aprendimos a leer y a escribir, a dar nuestros primeros pasos académicamente, a hacer amistades de la manera más peculiar. De hecho nosotros nos conocimos después de que yo le tirase un tren a la cabeza de Pablo. Su reacción aún la recuerdo hoy, me preguntó si quería que fuésemos amigos. Así somos en este colegio.


Y después de los tres mejores años de nuestras vidas, subimos a primaria sintiéndonos súper mayores. Empezamos con los estudios de verdad pero también con las primeras despedidas. Asimismo, tuvimos alguna nueva incorporación al grupo. Fue un periodo en el que hemos crecido física y moralmente, afrontando así nuestros primeros exámenes, trabajos, exposiciones, proyectos en general… Entre tantas vivencias, podemos recordar que fuimos periodistas en nuestro propio programa informativo, “Noticias cuarto”. Hasta contamos en ese momento con familiares que nos ayudaron con aquella grabación. ¡Qué momentazos!


Pasito a pasito comenzamos a madurar, llegando a la etapa que hoy concluimos, secundaria. En este camino nos habéis enseñado mucho más que sólo asignaturas académicas, nos habéis enseñado a ser compasivos, a trabajar en equipo, a empatizar con los demás, a ser las personas que somos hoy en día. En esta etapa hemos afrontado muchos desafíos, hemos celebrado éxitos y aprendido de los fracasos, tomando lecciones valiosas y siempre perseverando ante las dificultades. También hemos forjado muchas amistades, algunas de ellas inolvidables, y otras que no se irán jamás, compañeros que en algún momento han formado parte del grupo y que por diversas circunstancias ya no pertenecen a esta promoción. Hoy tenemos la suerte de contar con algunos de estos amigos entre el público.


Asimismo cabe destacar y reconocer que no hemos estado solos en este proceso. Es justo reconocer y agradecer a nuestros profesores que siempre han estado ahí cuando tuvimos una duda o un problema, también damos las gracias a nuestras familias que nos apoyan en nuestro día a día y nos animan a seguir adelante, se han alegrado de nuestros éxitos y nos han levantado en nuestros malos momentos. Gracias a nuestros compañeros por ayudar a que nuestro tiempo en clase fuese más divertido y ameno, y por hacer de este colegio una parte fundamental de nuestra vida. Todos estamos orgullosos de las buenas personas en las que nos hemos convertido y esto es gracias a todos vosotros: profesores, familia y amigos. Nuestra felicidad, hoy, es vuestra.


No importa cual sea nuestra futura trayectoria, el aprendizaje no termina aquí, es un viaje de por vida, mantengamos los lazos formados y los momentos compartidos. Sigamos apoyándonos mutuamente en los proyectos que están por venir. Nuestro tiempo en este colegio ha sido único y especial y para finalizar queremos expresar nuestro más profundo agradecimiento hacia todos aquellos que han formado parte y contribuido en nuestro crecimiento a lo largo de estos años, ahora estamos listos para emprender nuevos caminos que estamos seguros de que estarán llenos de éxito. Nuestras capacidades son ilimitadas y nuestras posibilidades infinitas.


Para concluir, recordemos: Esta graduación no es el punto final, sino un impulso hacia un futuro lleno de sueños y promesas. Los títulos que tenemos, por tanto, no son la unidad de medida del verdadero éxito. El impacto, la huella que dejamos en el mundo, sí lo es.


Muchas gracias.













































431 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page